La cultura a través del territorio: identidad y patrimonio cultural

En artículos anteriores, hemos hablado sobre la Cultura y los elementos que la configuran. Algunos de ellos son, sin duda, el patrimonio, el etnoterritorio y la historia.  

Estos elementos son una parte esencial del imaginario cultural propio de cada sociedad, y representan un fiel reflejo de la identidad cultural de dicho grupo social. 

Todo grupo social posee un terreno cultural compartido. El etnoterritorio hace referencia a las normas territoriales y a los procesos de apropiación, tanto de propiedad física como simbólica. Por tanto, alude además a la existencia de recursos disponibles y al uso que se hace de ellos.

La etnohistoria, por su parte, se refiere a la cultura de la identidad biográfica. Esto quiere decir que, si queremos comprender su cultura y su comportamiento, necesitamos observar las raíces culturales de los diferentes grupos sociales.

Todas las sociedades poseen elementos materiales significativos que las definen y representan. No nos referimos únicamente a objetos, sino también a estructuras como el trabajo. De este modo, mantienen un vínculo muy estrecho con el patrimonio cultural.

Patrimonio: definición e implicación en nuestras sociedades

El Patrimonio hace referencia a la herencia social, histórica y cultural que poseen nuestras sociedades. Nos ofrece información sobre su pasado, su presente y su futuro.

En este sentido, el Patrimonio adquiere diferentes formas, pudiendo diferenciar entre:

  • Patrimonio material: restos arqueológicos, edificios emblemáticos, calzadas y fuentes, museos, monumentos y obras artísticas, etc.
  • Patrimonio inmaterial: figuras representativas, el Camino de Santiago, composiciones musicales, festividades, etc.
  • Patrimonio natural: biodiversidad de los territorios, parques naturales, serranías, montañas, etc.

Pero no sólo hablamos de los grandes descubrimientos reconocidos por la Ley del Patrimonio. Sino que también se incluyen todos los bienes de interés cultural que conforman el patrimonio local.

Todos ellos forman parte del patrimonio cultural que, en última instancia, configura nuestras sociedades y nuestra historia.

Patrimonio cultural e identidad cultural

En las sociedades actuales, increíblemente globalizadas e internacionalizadas, el patrimonio y la identidad cultural juegan un papel fundamental para la conservación y defensa de los bienes socioculturales, las tradiciones y la memoria histórica de los pueblos y comunidades de todas partes del mundo.

Para comprender el alcance y relevancia de estas cuestiones, a continuación, profundizamos en los conceptos de patrimonio cultural e identidad cultural.

Patrimonio cultural

Tal y como defiende la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la identificación, protección y conservación del patrimonio cultural y natural de los distintos países y territorios es fundamental para hacer frente a los problemas relacionados con el desarrollo social, económico, técnico, científico e intelectual de nuestras sociedades.

En la Convención sobre la Protección del Patrimonio mundial, cultural y natural (UNESCO, 1972), se recogieron conceptos fundamentales para definir el patrimonio de la humanidad en dos vertientes: patrimonio cultural y patrimonio natural.

El patrimonio cultural se manifiesta de distintas formas, a través de monumentos y obras arquitectónicas, esculturas y pinturas, grupos de construcciones, lugares emblemáticos y cualquier zona que sea considerada poseedora de valor universal desde la perspectiva histórica, etnológica, estética, biológica o antropológica.

El patrimonio cultural es el legado que nos queda de nuestros antepasados, transmitida a través de testimonios, costumbres, tradiciones, creencias, formas de vida, ideas, normas y valores que vemos a diario en el ámbito sociocultural.

Identidad cultural

La identidad, como no podría ser de otra forma, está relacionada con el resto de elementos que configuran la cultura: las costumbres, los hábitos, las tradiciones, ideas y valores que caracterizan a los distintos grupos sociales.

De la misma forma, la identidad guarda un estrecho vínculo con la creación y conservación del patrimonio histórico y cultural. Por tanto, representa el sentido de identificación y pertenencia a un determinado grupo social que comparte rasgos culturales, como la lengua, los ritos y los comportamientos, normas y relaciones sociales.

La identidad cultural, al igual que el patrimonio, son manifestaciones socioculturales y, como tal, evolucionan continuamente con el surgimiento de nuevas creaciones y con las nuevas generaciones, influidas por la globalización y el contacto con otras culturas.

En resumen

Como hemos visto, el patrimonio y la identidad cultural son una parte fundamental de las culturas. Por tanto, cuando son atacados, entra en peligro el legado cultural del grupo social al que identifica.

Los bienes culturales que forman el patrimonio, representan todo un crisol de contenidos históricos, simbólicos, científicos y naturales fundamentales para las sociedades.  Esta herencia tan valiosa se transmite de generación en generación a través de las historias de vida, los testimonios, las costumbres y las creencias.

Además, este legado nos conecta con nuestro pasado, y nos permite construir futuros caminos para las generaciones venideras. Tanto el patrimonio como la identidad cultural son conceptos dinámicos que evolucionan y se transforman con el tiempo, según contextos socioculturales diversos.

Nuestro patrimonio es la máxima representación de nuestra cultura y nuestra sociedad.

2 Comments

  • Silvia dice:

    Leía tu publicación y pensaba en un país de América del Sur,Perú.El Imperio de los Incas desarrolló una civilización rica en monumentos y ciudades.Los peruanos muestran con orgullo a los visitantes los monumentos de Cuzco,Nazca,Machupicchu.Este es el patrimonio material,pero también han preservado la lengua quechua como patrimonio cultural de los indígenas ,que está presente incluso en Bolivia.
    Paraguay,pequeño país a orillas del río del mismo nombre,ha mantenido como patrimonio cultural la lengua guaraní.El español y el guaraní son los dos idiomas oficiales que hablan los paraguayos.
    Forman tambíén parte de su cultura el ñandutí,un tela muy delicada que se hila en telares y la yerba mate.
    Un abrazo.

    • Raquel dice:

      Tienes razón Silvia, Perú es un país maravilloso con muchísima riqueza histórica y cultural. Desde Diversidad Conectada, estamos preparando un especial de los pueblos indígenas que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia. Hemos grabado varias entrevistas con líderes indígenas de estos pueblos, como el kankuamo, que muy pronto compartiré. Muchas gracias por tus comentarios siempre tan interesantes. Un abrazo!

Leave a Reply