LAS VENTAJAS DE APRENDER IDIOMAS Y CÓMO PUEDES MEJORAR TU INGLÉS FÁCILMENTE

By 16/07/2020septiembre 15th, 2020Interculturalidad, Viajes

¿Sabías que se hablan 7000 idiomas diferentes en todo el mundo?

¿Sabías que el inglés es el tercer idioma nativo más hablado en el mundo, después del mandarín y del español? Sin embargo, se trata del idioma más importante a nivel mundial.

El inglés es el principal idioma en las relaciones internacionales. Se aprende en la mayoría de los países como segunda lengua y, hoy en día, es prácticamente un requisito indispensable para una gran parte de la población mundial.

En este artículo encontrarás información sobre las ventajas que conlleva el hecho de aprender un idioma nuevo, y compartiré contigo algunas ideas que yo misma he puesto en práctica para aprender inglés con sencillos pasos (sirven para cualquier otro idioma), sin necesidad de hacer grandes inversiones ni de dedicar gran parte de tu tiempo en ello. Por último, encontrarás algunos recursos si deseas profundizar de manera más tradicional.

Libros de idiomas

LAS VENTAJAS DE APRENDER IDIOMAS

El idioma forma parte de la identidad cultural de una sociedad. La manera en la que nos comunicamos dice mucho sobre nuestros propios patrones culturales.

Más allá del uso de nuestro idioma nativo, el mundo se beneficia de las diferencias culturales aprendiendo también otros idiomas. Ello nos permite interactuar y comunicarnos con grupos sociales distintos.

El hecho de aprender idiomas conlleva increíbles ventajas que abren todo un mundo de posibilidades a nuestros pies.

1. TE ABRE LA MENTE

Cuando aprendemos un nuevo idioma, no sólo aprendemos su semántica. Las palabras y las expresiones idiomáticas reflejan una forma de pensar. Por tanto, nos hacemos más sensibles a los pequeños detalles, y nos abre la mente para comprender lo diferente. Ganamos en agilidad y en atención, y reparamos en cuestiones de interés general.

Ello se acentúa aún más cuando viajamos, ya que nos prepara para analizar y disfrutar de cada pequeño aspecto a nuestro alrededor. Si te interesa, deberías escuchar el podcast “Aspectos culturales de países hispanohablantes: la experiencia americana”.

En el post, hablamos de aspectos culturales tan sencillos como la costumbre de “tender la ropa”. Las frases hechas, los juegos de palabras, o la manera de dirigirnos a los demás (por ejemplo, tuteando o hablando de usted), nos ofrecen pistas sobre el contexto cultural, los valores y las normas sociales.

2. VIAJAR Y VIVIR EXPERIENCIAS

Relacionado con el punto anterior, aprender idiomas nos ayuda a comprender otras culturas: sus costumbres, sus tradiciones y los pequeños matices de sus rutinas diarias. Puedes echar un vistazo a mi artículo: “Aspectos culturales que conviene conocer antes de viajar a Estados Unidos”. Encontrarás ejemplos de estos pequeños matices que menciono.

Además de ayudarnos a comprender mejor las formas de vida existentes en el mundo, el hecho de poder comunicarnos con personas locales de otros países supone, sin duda, una ventaja inmensa a la hora de viajar. Nos permite sentirnos en conexión con el entorno, ofrece tranquilidad ante la idea de posibles imprevistos, y  nos facilita ser capaces de comprender y desenvolvernos en ambientes desconocidos.

Te contaré una historia…

Hace más de diez años, realicé un curso de francés en Toulouse. El primer día, al finalizar las clases, fuimos todos a comer. En mi mesa, había una familia americana. La mujer deseaba ansiosamente poder comunicarse con nosotros, pero no sabía nada de francés. Se frustró tanto, que comenzó a llorar.

Varios compañeros que hablaban bien inglés la consolaron y comenzaron una conversación animada con ella en inglés. Yo, que en ese momento no controlaba mucho ningún idioma, me sentía impotente por no haber sabido comunicarme con ella y por no participar en la conversación, ni en francés, ni en inglés. Entonces comprendí la importancia de poder comunicarnos en la misma lengua. Ello enriquece las relaciones, nos permite conocernos y aprender unos de otros. 

3. NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS

Hace tiempo vi un video muy bueno sobre comunicación intercultural en el cual Pellegrino Riccardi dejaba claro este mensaje: “SI HABLAS INGLÉS, LA GENTE TE TOMA EN SERIO”.

Como comentábamos, hablar idiomas (inglés en especial) supone un requisito indispensable para gran parte de la población mundial. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado e intercultural, por lo que las relaciones internacionales son cada vez más frecuentes también en el ámbito laboral.

Tal y como explica Riccardi, cuando trabajas con distintas nacionalidades, la gente ve lo que “quiere” ver, no siempre ve lo que tú ves o lo que quieres que vean. Y este es uno de los retos que plantea trabajar con equipos multiculturales: La habilidad de profundizar más allá de la superficie, y descubrir cuáles son los valores que configuran cada cultura.

LA CULTURA es un sistema de comportamiento que nos ayuda a actuar de una forma ACEPTADA y FAMILIAR. Por tanto, cuando trabajamos fuera de nuestro propio contexto cultural, conocemos concepciones diferentes de lo que es aceptado y familiar. Si quieres saber más sobre este asunto, puedes leer mi último artículo al respecto, “No es lo que ves, sino lo que percibes”.

El principal símbolo comunicador a nivel mundial ha sido, sin lugar a dudas, EL IDIOMA INGLÉS, siendo un requisito fundamental a la hora de comerciar, intercambiar y fomentar la cooperación entre personas de distinta procedencia. Además, como explica Riccardi, el inglés resulta ser la forma lingüística de una cultura predominante, la estadounidense, que ha tomado tal relevancia internacional que el resto de países tienen como requisito imprescindible conocer su lengua.

Por tanto, la ventaja de hablar idiomas nos abre puertas ante la idea de ocupar prácticamente cualquier puesto de trabajo que requiera algún tipo de contacto con el mundo exterior. Incluso si se trata de una tienda en el centro de Madrid, el hecho de poder comunicarte con los turistas y extranjeros es un punto a tu favor.

ANÉCDOTA:

Hace poco, un amigo que trabaja en una fábrica de panificadoras me pedía ayuda. Quería que le tradujera frases a inglés para poder comunicarse con los holandeses, compañeros que habían venido de visita para solucionar varios problemas de las máquinas. Donde menos te lo esperes, te hará falta saber hablar inglés.   

4. CONOCER GENTE

A menudo somos mal interpretados debido a las diferencias culturales, y también debido a nuestros prejuicios y estereotipos sobre determinadas nacionalidades y culturas. La cuestión aquí es dejar atrás esos prejuicios y adoptar una actitud abierta y receptiva en cuanto a la diversidad, de la cual podemos beneficiarnos infinitamente.

Ya  sea en tu propio entorno, de vacaciones, en el trabajo, saliendo de fiesta o comprando un libro, los idiomas SIEMPRE pueden ayudarte. Estamos rodeados de personas, somos  seres sociales y, salvo casos excepcionales, buscamos el contacto humano.

Ya hemos comentado que el mundo es un lugar cada vez más interconectado. Las personas se mueven, emigran, viajan, cambian de trabajo, establecen relaciones personales. Es por ello que, con facilidad, surgen relaciones interculturales en todos los contextos.

Si somos capaces de comunicarnos con personas que no hablen nuestro idioma nativo, sin duda nuestras opciones de conocer más gente interesante se verán multiplicadas. Tendremos a nuestro alcance un sinfín de oportunidades para relacionarnos con gente interesante de distintas partes del mundo.

Te contaré una anécdota sobre ello:

Hace años, fui a Barcelona con unos amigos. Ellos tenían entradas para el concierto de Coldplay, pero yo no. Así que, cuando ellos entraron, me dispuse a pasar un par de horas largas, by myself (yo solita), dando vueltas por los alrededores.

De repente, una familia canadiense se acercó a mí. Me dijeron que les sobrará una entrada, y  me propusieron entrar con ellos. Gracias a mi Espanglish de entonces, me las apañé para entenderles y que me entendieran. No sólo gané una entrada gratis para ver a Coldplay en las gradas más cercanas al escenario (mis amigos estaban al final del todo), sino que gané nuevos amigos con los que compartimos la cena y los paseos turísticos del día siguiente 🙂

5 FORMAS SENCILLAS DE MEJORAR TU INGLÉS SIN PERDER TU TIEMPO NI TU DINERO

1. VIAJAR

Sin duda, es la forma más sencilla y divertida. Cada vez que viajes, aprovecha siempre que puedas para relacionarte con los locales. No sólo es la mejor forma de practicar idiomas, sino que además nos ofrece una oportunidad increíble para aprender de su cultura.

2. LEER Y VER TV EN V.O

Busca un libro que te guste y que ya hayas leído en español, y descárgalo o cómpralo en inglés. Como ya conoces la historia, te será mucho más fácil identificar las palabras que no entiendas.

Otra opción es ver películas o series en versión original. Quizás te resulte más fácil con los títulos, pero un consejo: ponlos en inglés, nunca en español. Así te forzarás realmente a meterte de lleno y evitarás la tendencia a acabar leyendo simplemente.

3. APLICACIONES PARA PRACTICAR

Las tecnologías ponen a nuestro alcance multitud de opciones para que podamos practicar en la comodidad de nuestros hogares. Y es que es tan sencillo como descargar una aplicación en tu móvil. Además, puedes seleccionarla dependiendo de la necesidad que deseas cubrir, ya que hay aplicaciones específicas para gramática, audios, preparar un examen, etc.

4. ENCUENTROS E INTERCAMBIOS

Si lo que buscas es practicar con personas, pero no quieres apuntarte a una academia ni pagar a un profesor particular, ¡apúntate a una quedada o meetup!. Existen un montón de webs donde puedes contactar con otras personas cercanas que organizan encuentros e intercambios de idiomas. Suelen ser actividades gratuitas. En el caso de ser organizadas por algún centro, se regula el aforo y se pide un precio reducido.

5. PIENSA EN INGLÉS

Cada mañana (o la noche anterior), aprovecha un momento en que no estés “haciendo nada” para repasar tu lista de tareas en inglés. Puedes ser mientras conduces o viajas en tren al trabajo, mientras desayunas, cuando te bañas, justo al acostarte… ¡tú eliges!.

Simplemente, piensa en todo lo que tienes que hacer a lo largo de ese día, pero hazlo en inglés. Acostúmbrate a hablarte a ti mismo y, si puedes hacerlo en voz alta, mucho mejor. Seguramente te vendrán a la cabeza un montón de palabras que utilizarías en tu vida diaria y, tal vez, nunca hayas sabido cómo traducirlas.

Este pequeño gesto puede ayudarte a desarrollar tu agilidad mental a la hora de pensar en otro idioma, y te puede ayudar a sentirte más seguro cuando tengas que ponerlo en práctica con otras personas. Seguramente, aprenderás palabras nuevas y expresiones que te serán realmente útiles.

P.D: NO DESPERDICIES EL TIEMPO

Soy una gran fan de la productividad. Hasta cuando no estoy haciendo “nada” tengo que estar “haciendo algo”. Por supuesto, no somos máquinas, y todos necesitamos descansar y desconectar.

Sin embargo, si te acostumbras a convertir estos pequeños “momentos muertos” (como ver la tv, leer, conducir, salir a tomar algo…) en momentos productivos, estarás más cerca de conseguir tus objetivos sin siquiera darte cuenta ni realizar grandes esfuerzos. Y eso motiva 🙂

Y si quieres reforzar tu aprendizaje con el método tradicional, te recomiendo los siguientes recursos:

  • Libros de Cambridge. Puedes encontrar el que mejor se ajuste a tu nivel. Además, tienes una gran variedad para cubrir tu necesidad: gramática, audios, vocabulario, etc.
  • “This book is the milk: el inglés que no sabías que sabias”. Este no es un libro para estudiar inglés tal cual. Pero considero que es muy práctico y ameno. Se trata de un libro divertido donde, en cada lección, te van descubriendo un montón de vocabulario y frases hechas en inglés que SEGURO conocías, sin siquiera darte cuenta. Merece la pena echarle un vistazo.
  • Traductor. Si te soy sincera, este no lo he probado, pero me llamó tanto la atención cuando lo vi, que pensé que podría interesarte. Si de verdad funciona como dicen, estoy segura de que debe ser toda una revolución en los viajes si no controlas muy bien el idioma de destino.

En conclusión, hay millones de recursos disponibles: libros, audios, webs, videos, aplicaciones y miles de personas dispuestas a compartir y a ayudarte. Aprovecha todo lo que tienes a tu alcance 🙂

Y tú, ¿qué piensas? ¿Qué idioma te gustaría aprender? ¿Utilizas otras técnicas innovadoras? ¡Siéntete libre para compartir tus experiencias y opiniones!

Y si quieres recibir mi guía para crear Iniciativas sociales para un mundo intercultural, ¡no dudes en suscribirte!

2 Comments

  • Silvia dice:

    Pienso que es muy importante conocer idiomas para poder comunicarse y comprender los comportamientos de las personas en otros países.
    El inglés es actualmente la lengua internacional,como en algún tiempo fue el latín.
    Yo había estudiado francés,pero cuando fui a vivir a Bruselas me vi en la inmediata necesidad de utilizar esa lengua para relacionarme con la familia,los amigos y la gente en general.El esfuerzo fue muy grande,pero compensa cuando uno puede expresar ideas y emociones.
    En la actualidad ,los medios de comunicación y los progresos de la tecnología facilitan el aprendizaje de otras lenguas.

    • Raquel dice:

      ¡Hola Silvia! Las experiencias que cuentan son muy interesantes, y reflejan perfectamente esa necesidad de aprender nuevas lenguas para poder comunicarnos. Debió ser todo un reto para ti que, como mencionas, resulta muy gratificante haber superado y aprendido de ello. Afortunadamente, ahora tenemos muchas facilidades para poder profundizar en el aprendizaje de nuevos idiomas y modos de vida. Deberíamos aprovecharlo y beneficiarnos de todo ello 🙂

Leave a Reply